Tu guía de Skatepark en Madrid

Skatepark en Madrid

¿Haces skate? ¿Patinas? Has llegado al sitio adecuado

No importa tu nivel, aquí encontrarás el skatepark en Madrid perfecto para ti. Porque no vivimos en Estados unidos pero a la ciudad no le faltan skateparks para tirarte tus mejores trucos a la vez que conoces gente afín.

La mayoría de sitios son accesibles en Renfe cercanías, porque suelen estar fuera de Madrid central, algunos cuentan con parking por si vas en coche y suelen llenarse de gente en primavera y verano. Por lo general, tanto si haces skate como si eres Roller, vas a tener algo que hacer en todos ellos.

Ah, y recuerda meterte en la mochila un bocata y una botellita de agua porque te compensará quedarte allí a pasar la mañana o la tarde si vienes de lejos. La mayoría de ellos cuentan con fuentes cercanas.

Skatepark de Torrejón de Ardoz

Uno de los skateparks más famosos, completos y  queridos de todo Madrid, y el único que cuenta con una zona acondicionada con paredes para el graffiti, una zona para breakdance y además de contar con el bike-park más grande de España justamente al lado. Tiene de todo, barandillas, cajones de varias alturas, quarters , un bowl… No importa el nivel que tengas, en esta pista siempre vas a tener algo que hacer y gente simpática a la que volver a ver. Situado al lado de la base militar, si vas en RENFE (estación Torrejón de Ardoz) no tendrás que andar demasiado y si vas en coche aparcar será el menor de tus problemas.

Skatepark de Alcorcón

Recién pintado y pavimentado, un viejo skatepark reformado al lado de la estación de RENFE que no pasará de moda, pues ha sido siempre un skatepark en Madrid donde tabla y patines confluyen en armonía. Espacioso y variado, tiene una zona de tranquileo con cajones bajitos y una rampa con transfer y pared para wallrides que no te dejara indiferente. Se encuentra situado literalmente al lado de la estación de RENFE de San José de Valderas, por lo que el RENFE es la opción más cómoda.

Skatepark de Tres cantos

¿Algo de tranquis? Por supuesto, no todos los días te levantas con espíritu de Tony Hawk. En el skatepark de Tres cantos, se respira tranquilidad, pues no suele haber muchísima gente, y además tienes una zona de césped para descansar después de haber conseguido planchar ese kickflip que llevas practicando dos meses. Bordillos bajitos e innovadores, muy espacioso y un bowl más completo que una comida de abuela, hacen de este recién construido skatepark madrileño es uno de los más recomendables para principiantes y no tan principiantes. Situado en la avenida de la Vega, si vas en Renfe puedes llegar rápidamente patinando ya que el camino es cuesta abajo y si coges el coche hay fácil aparcamiento.

Skatepark de Getafe

En el sector 3 de Getafe, si vas en RENFE la parada es “Conservatorio”. Este skatepark tiene una pista perfectamente aprovechada y con una zona lisa adyacente para aprender. Cuenta con zona de street y un bowl con doble altura con un coping muy prominente. Tiene mucha variedad en cuanto a rampas y los quarter no son excesivamente difíciles. Además, existe una escuela que ofrece clases en el skatepark, su nombre es “Monotema” y aquí os dejamos un enlace para que os informéis si estáis interesados: Monotema

Skatepark Las Rozas

Si estas empezando a patinar o te gusta el minimalismo, aquí tienes tu sitio. Un skatepark sencillito, para grindar y practicar el ollie, poco más. Desde luego, si buscas emociones fuertes, tienes otras opciones mejores. El skatepark Las Rozas se sitúa en la calle Castillo de coca, en una zona residencial. Si vas en RENFE, la parada más cercana es Pinar de las Rozas.

Skatepark de Alcobendas

También conocido como Nepal, este skatepark de Madrid está recién reformado y lo que antes era suelo rugoso de patio de colegio, ahora es una superficie decente y de buen acabado. Para los nostálgicos y los amantes del vértigo todavía quedan dos antiguos bowls muy profundos pero no se conservan adecuadamente. Si ya te consideras un pro y crees que puedes con todo, te animo a probar lo que este espacio te ofrece pues sus rampas son muy altas y con una verticalidad muy pronunciada. Desde luego, un lugar para valientes, si te gustan las experiencias fuertes, Nepal debería ser tu primera opción a la hora de elegir un skatepark en Madrid.

Skatepark de Río

Desde luego, si además de patinar, vas con ganas de conocer gente, este es el tuyo. Esta pista, situada en el parque de Arganzuela, muy cercana al metro de Legazpi y al Matadero es probablemente la más amortizada de todas las que han construido porque se peta muchísimo; los fines de semana en verano suele haber tanta gente que tienes que casi tienes que hacer cola para grindar un bordillo. ¡Pero que eso no te desanime en absoluto! porque este skatepark es divertido, con zona de Street para principiantes, rampas muy desafiantes y una zona de pista lisa para practicar trucos de suelo. Además cuenta con una amplia zona de gradas donde descansar y tomarse algo. Recuerda que esta pista se abre de 10 de la mañana a 11 de la noche.

Skatepark indoor 50 project

Y si te levantas con ganas de rodar, pero corres la cortina y está cayendo el diluvio universal, no te desanimes que aún hay solución. Existe un skatepark indoor en Madrid cubierto en Opañel, muy cercano al metro Oporto. Cuenta con un bowl de madera y una zona de street de varias alturas, para principiantes y expertos. Además imparten clases y existe opción de ir simplemente a patinar un rato. Para más información, aquí os dejamos su página web: Indoor 50 Project

Skatepark indoor de la Tabacalera

Siempre hay gente benévola que construye cosas para el bien de la comunidad, y en el centro cultural Tabacalera no podía faltar un espacio para el Skate. Aquí tienes un half pipe de madera y compañía familiar. El horario de apertura depende de la disponibilidad de sus responsables por lo que tendrás que contactar a través de Facebook para saber si estará abierto cuando vayas.

Por tanto, dale menos vueltas a la cabeza y más a las ruedas

Esperamos que las cosas te vayan sobre ruedas. Pero si estas no van, siempre puedes ir tú mismo. Así que, ya va siendo hora de darle caña a esos rodamientos, reúne a tu grupo de colegas o busca algún colega en Hiplan amante de las ruedas y ¡a disfrutar! ¡Sk8 or die!

Por Rubén Peñaranda

[Total:1    Promedio:5/5]

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Escribe tu nombre