5 pueblos con encanto cerca de Madrid

Pueblos con encanto cerca de Madrid

Disfruta de la historia, del paisaje y la arquitectura a pocos kilómetros de la capital.

No es ningún secreto que Madrid es todo un icono del urbanismo. Tan solo hay que perderse por sus castizos barrios para empaparse de diferentes culturas, y ya de paso tapear algo. Tampoco hay que olvidarse de sus bellas terrazas desde las que contemplar el cielo madrileño al atardecer. Pero no todo es asfalto, tiendas de moda o el mundano ruido de un claxon. La capital española también guarda pueblos con encanto alejados de la gran urbe…

Que un árbol no te impida ver el bosque, reza el famoso refrán. Y es que lejos de la metrópoli también hay vida, la cual es de lo más apacible y sosegada.

Desde HIPLAN hemos recopilado cinco pueblos con encanto cerca de Madrid para escapar del estrés de la gran ciudad. Desde paisajes bucólicos repletos de naturaleza, pasando por municipios históricos, hasta enclaves solo accesibles a pie, he aquí nuestras propuestas de pueblos alrededor de Madrid.

Chinchón

Al sureste de Madrid se erige este pueblo lleno de historia, por el que muchos madrileños y madrileñas se han perdido por sus calles. Declarado Conjunto Histórico Artístico en 1974, este municipio, reconquistado por Alfonso VI, sirvió como lugar estratégico para la consiguiente toma de fortalezas en poder de los almorávides. Además fue fundamental durante la Guerra de Sucesión para Felipe V, aunque sufrió un saqueo por parte de las tropas del Archiduque Carlos.

Entre sus principales atractivos destaca su bella plaza, donde antiguamente se realizaban diversas ferias de ganado, aunque también ha servido para acoger obras de teatro y celebraciones taurinas. A tan solo unos minutos se encuentra el Monasterio de los Agustinos, fundado en el siglo XVII y convertido en juzgado con la desamortización de Mendizábal,  y actualmente Parador de Turismo de Chinchón.

“Chinchón tiene una torre sin iglesia y una iglesia sin torre”, este dicho hace referencia a la Torre del Reloj, otra parada del recorrido. La explicación de su solitaria apariencia es que fue lo único que se salvó de la destrucción, durante la Guerra de Sucesión, de la iglesia a la que pertenecía.

Fortalezas de Chinchón

Chinchón alberga dos fortalezas: la primera y mejor conservada, el Castillo de los Condes, data del siglo XV y tras varios expolios sirvió como fábrica de licores; la segunda, el Castillo de Casasola, fue el alojamiento de militares y políticos favorables a Alfonso XII y actualmente está en manos privadas. Como se puede ver, un auténtico pueblo con encanto cerca de Madrid.

Cómo llegar: En coche, coger la carretera M-404 o R-3. En autobús, coger la línea 337 con inicio en Conde Casal.

Aranjuez

Justo en el extremo sur de la Comunidad de Madrid, a 42 kilómetros de la capital y colindando con Castilla-La Mancha, se sitúa Aranjuez, municipio atravesado por los ríos Tajo y Jarama. Y es que este hermoso entorno es fruto de grandes inspiraciones como el famoso Concierto de Aranjuez, para guitarra y orquesta, compuesto por el español Joaquín Rodrigo. Tampoco hay que pasar por alto su vinculación a la realeza, que empieza con los Reyes Católicos, Isabel I y Fernando II, quienes utilizaron una casona en esta localidad como residencia de primavera. Un tiempo después, Aranjuez recibió el título de Real Sitio, propiedad de la Corona, por parte de Felipe II.

El Palacio Real de Aranjuez

Precisamente fue este quien ordenó edificar el mayor atractivo de esta villa. Sí, estamos hablando del Palacio Real de Aranjuez, ampliado posteriormente por Fernando VI, primero, y Carlos III después. Hasta marzo se puede visitar de 10 a 18 horas, y a partir de abril hasta septiembre de 10 a 20 horas, por nueve euros o por cuatro si se acude con el carnet de estudiante nacional o internacional. Una vez dentro lo mejor es dejarse llevar por sus vistosos jardines, aunque hay que hacer hincapié en el de la Isla, por donde solía pasear Isabel I y que cuenta con varias fuentes, de temática griega, como la de Apolo o la de Hércules e Hidra.

Otra delicia dentro del Palacio Real es el jardín del Príncipe, donde está emplazado el antiguo embarcadero y el Museo de las Falúas. En él se conservan a la perfección numerosas embarcaciones de recreo utilizadas por varios reyes de España para navegar por el Tajo. Atención porque aquí no acaba la cosa, ya que en abril, como cada año, se pone en marcha el Tren de la Fresa, compuesto por vagones de época, que realiza el trayecto entre Príncipe Pío y Aranjuez. Y para quien se lo esté preguntando, sí, dentro del convoy hay fresas dispuestas para comer. ¡Aranjuez es un pueblo con encanto cerca de Madrid que no te puedes perder!

Cómo llegar: En transporte privado, tomar la A-4 para después coger el desvío hacia M-602 y después M-402 o bien pagar el peaje de la R-4. En autobús, las líneas 423 y 429, con origen en Plaza de Legazpi, por 4.20 euros por viaje. En Renfe, coger la línea C-3 en Atocha, Sol o Chamartín.

El Pardo

Apenas 15 km separan este municipio, que toma su nombre del monte en el que está enclavado, del centro de la metrópoli. Sus orígenes se remontan al siglo XV, cuando Enrique III de Castilla decidió convertir semejante paraje en uno de sus cazaderos. No obstante, el Emperador Carlos sustituyó en 1547 aquel pabellón de batida por un palacio, que a su postre sirvió durante el reinado de Felipe V como residencia para la corte en los meses de invierno. Asimismo, tras la Guerra Civil y hasta 1975, fue la residencia oficial de Francisco Franco.

La primera parada es el Palacio Real, anteriormente citado. Además de su espléndido jardín, destacan sus magnánimas estancias decoradas con tapices basados en composiciones de Goya, entre otros. Se puede visitar hasta el 31 de marzo de 10h a 18h o a partir de dicha fecha de 10h a 20 h por nueve euros, la tarifa normal, y cuatro la reducida. Los miércoles y jueves es gratuito.

Tras una subida a una de sus colinas, a pie o en coche, asoma el Convento Franciscano del Cristo, popularmente conocido como el Cristo de El Pardo, que guarda en su interior una minuciosa talla del escultor Gregorio Hernández. Y por si aprieta el hambre después de la visita, unos cuantos metros más adelante se encuentra el restaurante San Francisco.

Alrededores de El Pardo

Para quemar calorías por la tarde, qué mejor que perderse por sus bosques mediterráneos, entre los cuales hay una presa oculta… Eso sí, siempre con precaución y aprovechando las horas de luz. Si por lo contrario no se tiene pasión por caminar, siempre puede coger tu vehículo e ir a visitar los jardines del Palacio de la Quinta hasta las 19horas hasta el 31 de marzo, y hasta las 20h a partir del 1 de abril.

Cómo llegar: En transporte privado, desde la M-30 coger el desvío hacia M-607 y después la m-612 o bien, desde Moncloa tomar la M-605. En transporte público, autobuses 601 (Moncloa) y 602 (Hospital La Paz) por 1,5 euros.

Manzanares el Real

Amantes del medievo, así como de naturaleza, castillos y, por supuesto Juego de Tronos, ¡este es vuestro lugar! A los pies de la Sierra de Guadarrama se encuentra otro de nuestros pueblos con encanto de Madrid, Manzanares El Real, un municipio madrileño que cuenta con varios vestigios de épocas pasadas. Sus inicios se remontan a la prehistoria, prueba de ello son varias pinturas rupestres encontradas en La Pedriza, pasando por ritos druidas, como refleja su correspondiente ayuntamiento.

Fortificaciones de Manzanares el Real

Sin más dilación, para aquellos que les haya picado la curiosidad, este municipio cuenta con dos fortificaciones. La primera de ellas, en perfecto estado tras las correspondientes reformas, es el Castillo de los Mendoza. Esta construcción, digna de Poniente, se remonta al siglo XV y cuenta con una pequeña muralla, además de varios torreones y una torre del homenaje. Se puede visitar de martes a viernes de 10 a 17:30 horas y sábados, domingos y festivos de 10 a 18 horas; el precio es de 5 euros la entrada normal, 2.5 euros con carné joven de la Comunidad de Madrid y 3 euros para menores de 14 y mayores de 60 años.

La segunda es el Castillo Viejo, cuyos restos están ubicados a unos pocos metros del cementerio viejo. Sin embargo se puede apreciar que sobre su base se construyeron varios torreones y un patio de armas. A unos cuantos pasos está la iglesia de Nuestra Señora de las Nieves, fundada en el siglo XIV. Tiene influencias góticas, propias del final de la Edad Media, y renacentistas, fruto del nuevo pensamiento humanista. Para rematar el día, si quedan fuerzas, se puede dar un paseo por La Pedriza, apto para senderistas noveles y experimentados.

Cómo llegar: En transporte privado,  por la M-30 para después tomar M-607 para después desviarse a M-609 y M-608. En autobús, coger línea 724 en el intercambiador de Plaza de Castilla.

El Escorial

También situado en el piedemonte de la sierra de Guadarrama, aunque en la zona noreste de la Comunidad de Madrid, El Escorial es otro de los pueblos que es de visita obligada. Pese a que los restos más antiguos encontrados en la zona pertenecen a la época romana, su historia comienza a finales del siglo XI, tras la Reconquista. Es tras este suceso cuando los repobladores comenzaron a asentarse en el norte de la sierra de Guadarrama. Sin embargo, este municipio cobra una gran relevancia cuando Felipe II manda cimentar el Real Monasterio de El Escorial a mediados del siglo XVI.

Esta construcción nació con las funciones de albergar un monasterio de monjes, cuya correspondiente iglesia sirvió como, y lo sigue siendo, panteón para el Emperador Carlos V y de Isabel de Portugal, su esposa. El resultado es un conjunto, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984, que aúna un palacio real, un monasterio, un colegio, una basílica, un panteón y varios jardines. Actualmente se puede visitar, hasta marzo, de 10 a 18 horas y, a partir de abril, de 10 a 20 horas. El precio de la entrada es de 10 euros la básica y de 5 la gratuita.

InsectPark en El Escorial

Para quienes deseen hacer algo diferente, InsectPark es su mejor opción. Este espacio, ubicado en un antiguo hospital de la Guerra Civil, reúne más de 70.000 especies de insectos procedentes de distintos puntos del globo. A lo largo del recorrido se pueden contemplar numerosos ejemplares de coloridas mariposas, además de un divertido juego de encontrar invertebrados miméticos. Los horarios de visita son de miércoles a viernes de 10 a 14:30 horas; sábados y vísperas de festivos de 10:30 a 14 y de 16 a 18 horas; domingos de 10:30 a 14:30 horas. El precio de la entrada general son 7 euros, mientras que la reducida son 5.

Cómo llegar: En transporte privado tomar la A-6 y después la M-600. En autobús, líneas 661 y 664 desde la estación de Moncloa. En Renfe, línea C3 desde Chamartín, Nuevos Ministerios o Atocha.

Aquí tienes nuestra propuesta de cinco pueblos con encanto cerca de Madrid, si quieres visitarlos puedes encontrar gente con la que ir en HIPLAN, y si no estás de acuerdo con nuestra propuesta o te gustaría añadir alguno, ¡no dudes en hacerlo y coméntanos tus favoritos! 🙂

Por Miguel Hidalgo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Escribe tu nombre