Cómo moverse en bici por Madrid

en bici

Toda la información necesaria para que adoptes esta divertida costumbre

Moverse en bici por la ciudad es una forma muy agradable de llegar a nuestro destino. Es además bueno para el ambiente e incluso para nuestra salud.

En Madrid tenemos la suerte, como en otras ciudades de España, de contar con un servicio público de bicis. Así que con más razón es hora de aprender a utilizar este medio de transporte de una forma útil y consciente. Si sabemos cómo movernos en bici por la ciudad, podremos realizar trayectos cortos y largos de una forma segura. Tanto para nosotros como para los demás transeúntes, conductores y ciclistas.

Es importante entender todas las normas y tener en cuenta ciertos consejos, ya que a veces, sobretodo si somos nuevos en este tipo de desplazamientos, podemos cometer errores y ponernos en peligro.

Por eso aunque sepas andar en bici y la uses regularmente en la ciudad, puede serte muy útil que leas un poco acerca de qué es necesario llevar contigo, cuáles rutas son mejores y qué hacer en caso de adversidades.

Lo primero que debemos saber es qué tipo de bici elegir:

¿Nos movemos en bici urbana o de montaña?

La respuesta real es que depende de para qué la quieras. Si eres de los que les gusta salir de aventuras y hacer rutas en bici por España, tal vez te venga mejor una “todo terreno”. Pero si lo que quieres es desplazarte en bici por la ciudad, una bicicleta urbana sencilla, con tres velocidades te vale perfectamente. Además estas tienen ventajas como que te permiten una postura vertical, y al tener un manillar más liviano puedes señalar correctamente con los brazos para cruzar.

¿Qué equipamiento debo llevar cuando me mueva en bici por la ciudad?

  • En primer lugar debes atender a las luces. Para tener la bici correctamente equipada con luces debes tener una delantera y una trasera. También es aconsejable que lleves reflectores en los pedales y en las ruedas. Para que ahorres energía las mismas pueden ser LED.
  • Luego es muy importante que lleves un timbre para poder avisar a los demás ciudadanos cuando necesites advertir tu paso o algo por el estilo.
  • Cuando vayas por rutas netamente urbanas no es obligatorio que lleves casco, pero sí lo es cuando vayas por carreteras interurbanas. Realmente lo mejor es siempre llevarlo para protegerte en caso de caídas.
  • El chaleco reflectante es también obligatorio para cuando vayas por rutas interurbanas.
  • Puede ser de mucha ayuda llevar un impermeable tipo poncho para cuando comienze a llover. Este tipo de impermeables te dan libertad de movimiento en brazos y piernas.
  • Puedes incluir retrovisores para tener una mejor visualización del camino y que se te facilite cambiar de carril.
  • Compra un buen candado anti robos para asegurar tu bici cuando esté aparcada.

¿Cómo debo circular?

Moverse en bici es básicamente como moverse en coche. Es decir, debes atender a todas las normas que respetan los vehículos. Así mismo cuando te desplazas en bici cuentas con derechos y deberes.

Por ejemplo, cuando quieras cambiar de carril debes señalizar con un tiempo de antelación, de forma clara a qué dirección te cambiarás, utilizando los brazos. Debes también respetar los semáforos y prioridades de paso. No debes hablar por móvil ni utilizar cascos y tu trayecto debe ser previsible para los demás vehículos.

Debes circular por el medio del carril, de esta forma serás más visible. Siempre que vayas en bici debes tomar el carril derecho de la calzada, que normalmente corresponde a los coches que van más lento, así los demás te podrán adelantar fácilmente.

No está permitido circular por el carril bus, el mismo está reservado para el transporte público solamente. Debes ir por el carril más a la derecha que esté reservado para el resto de vehículos.

Nunca debes ir en sentido contrario a los demás vehículos, a menos de que esté expresamente permitido. En las glorietas sigue el mismo trayecto de los coches, haciéndote visible y predecible para que no te encuentres arrinconado.

Recuerda que las aceras son para los peatones y en las zonas 100% peatonales como Fuencarral no está permitido circular en bici. Por último debes saber que la ley sólo permite que circulen en paralelo un máximo de dos ciclistas.

Para elegir la mejor ruta en bici a tu destino ten en cuenta lo siguiente:

  • La mejor ruta será en la que haya una mínima cantidad de cuestas.
  • Es mejor elegir calles menos transitadas.
  • Hay que tener en cuenta barreras urbanas como autopistas y ríos.

¿Dónde puedo aparcar mi bici?

De forma general la normativa no permite que ates tu bici a mobiliario urbano. Es decir, no deberías dejarla atada a bancos, farolas. Pero si lo necesitaras hacer procura que el sitio en el que aparques no moleste a los peatones y servicios.

Ten en cuenta que es preferible dejarla atada en lugares públicos y atarla con cierta altura, ya que de esta forma disminuyes la posibilidad de robos. Existe una red de aparcamientos municipales para bicis que puedes consultar en http://www.infobicimadrid.es.

¿Qué hacer en caso de accidentes?

  • En primer lugar debes avisar a las autoridades por medio de 112. Es importante que se levante un acta sobre lo sucedido, de esta forma podrás reclamar daños materiales o cualquier lesión que te sea ocasionada. Si te encuentras en mal estado el Servicio de Asistencia Municipal te atenderá de inmediato. Si no, igual es bueno que vayas al medico y te hagas un chequeo preventivo.
  • Es bueno que conserves todos los documentos acreditativos de la bici y demás equipamiento, para demostrar la propiedad y para poder determinar la cuantía de los daños.
  • Debes recabar los datos de la otra parte inmediatamente. Trata de apuntar la matrícula, modelo de coche, nombre del propietario, compañía de seguros, número de contacto, etc.
  • Si ha habido testigos del incidente, es bueno preguntar los datos de contacto, ya que pueden ser útiles en caso de litigio.
  • Debes solicitar el informe administrativo del atestado policial. Para ello deberás pagar la tasa administrativa vigente para este tipo de trámites (no es gratuito). La solicitud debes hacerla en un periodo que no supere a los 30 días desde el accidente. En la solicitud se debe indicar con claridad los datos de las partes y lo ocurrido en el accidente.

Si al recibirlo notas que tiene algún error, puedes pedir una ampliación del informe, en la que debes detallar cuál es el error y aclarar tu versión.

  • Una vez te encuentres bien debes contactar con la compañía de seguros de la otra parte. También puedes ejercer reclamaciones por daños materiales o indemnizaciones por lesiones.

¿Puedo llevar mi bici en transporte público?

Cuando tienes una bici plegable llevarla en transporte público es mucho más fácil, ya que cuentas con menos restricciones. Este tipo de bicis pueden ir siempre en autobuses, metro y cercanías. Plegadas eso sí.

Cuando tu bici es de las normales, que no se pliegan puedes llevarlas en el transporte público de la siguiente forma:

  • Cercanías: siempre
  • Metro ligero: siempre
  • Metro: festivos y fines de semana siempre. En días laborables puedes llevarla a todas horas, menos las pico. Es decir: de 7:30 a 9:30, de 14:00 a 16:00 y de 18:00 a 20:00.
  • En los buses sólo podrás llevarla en las líneas del aeropuerto y la 33.

Esperamos que este pequeño resumen te sirva de ayuda y te anime a probar desplazarte en bici por la ciudad.

en bici hiplan

Siempre es recomendable comenzar a circular en bici por Madrid acompañado. Puedes invitar a cualquier hiplaner en esta aventura y así ambos pueden aprender a andar en bici correctamente por la ciudad.

[Total:0    Promedio:0/5]

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Escribe tu nombre