“Me aburro”. Varias ideas para terminar con esta frase

Hay muchas formas de aburrirse y muchos lugares donde ejercer esta extendida práctica, porque el aburrimiento no entiende de localización ni mucho menos de tiempo, aún a día de hoy, no se le conocen límites.

Se puede hacer tremendamente firme y duro en cuanto menos lo esperas, y es que el modus operandi del aburrimiento es muy eficaz: sigilosamente se apodera de ti, sin decir nada ni consultar; se adueña de tu apetencia, la tritura dejando de ella nada más que un frágil recuerdo; finalmente te sacude por dentro para que seas consciente de que, efectivamente, ya es demasiado tarde. Es entonces cuando pronuncias esas dos palabras que no simbolizan más que su canto a la victoria: “Me aburro”.

¿Cómo desterrar el aburrimiento?

La buena noticia es que a pesar de su sólida fachada, tenemos una serie de remedios para que de la misma forma que vino, desaparezca. La realidad es que todo depende de nosotros, tenemos la potestad de darle la bienvenida o por el contrario, denegarle el saludo y enterrarlo para siempre (o casi siempre).

Escucha música:

Aquí vale cualquiera, puedes atreverte con géneros que no conozcas como quizás zarzuela, underground o nueva onda, o ponerte tu playlist mientras cantas (o lo intentas) tus canciones favoritas. No hay excusa, hoy en día cualquiera tiene a su disposición alguna plataforma para escuchar y descubrir nueva música sin parar.

música porque me aburro

Usa tu imaginación:

La imaginación no entiende de límites. Puedes inventarte nuevos juegos o nuevos retos para que el “me aburro” no se atreva ni siquiera a asomarse. ¿Alguna vez has cronometrado cuánto tiempo aguantas la respiración? Aunque no suene muy divertido puedes ir mejorando tu marca y, si eres una persona muy competitiva, vas a pasarte el día entero. Quién sabe, igual descubres que tienes madera de campeón de apnea, en ese caso acuérdate de este post cuando lo seas.

¿Alguna vez has probado a mirar a una persona, sin que ésta lo esté haciendo, y le has mandado toda tu fuerza mental para que te devuelva la mirada? Pruébalo porque estoy seguro que lo conseguirás, y cuando eso pase te preguntarás si es por la casualidad o por tu don, eso es algo que jamás sabremos.

¡Baila!

Da igual dónde te haya invadido esa sensación tan agria que produce el hastío, ya sea en el trabajo, en el autobús, en el supermercado, o en casa. Ponte de pie y enséñale al mundo que nadie mueve las caderas como tú, tanto si es para bien como para mal. El baile tiene miles de beneficios: te vas a poner de buen humor, vas a quemar calorías, te dará energía… Además de contagiar a los que te rodeen que, o bien van a darle seguimiento a tu atrevimiento, o bien les vas a sacar más de una sonrisa. En cualquiera de las dos ecuaciones te aseguramos que nadie se manifestará con un “me aburro”.

chica bailando de espaldas

Sé espontáneo:

La espontaneidad también funciona en cualquier situación. Si estás en casa coge una almohada, ve sigilosamente hacia tu novi@, padre, hermana o tu mascota y pégale un buen almohadazo en la cara (evita el lado de la cremallera, que eso ya entra dentro de las malas intenciones). Si estás paseando por la calle atrévete a entablar una conversación con alguien desconocido, te sorprenderás la conexión que puedes tener con ciertas personas.

guerra de almohadas para diversión y no aburrirse

Conoce gente:

Las posibilidades de que el aburrimiento aparezca en escena son exponencialmente opuestas a la cantidad de gente con la que estés, es decir que las posibilidades de que te aburras estando solo son mucho más elevadas que estando con gente. Puede ser que tengas un buen círculo de amigos con el cual puedas contar para matar el aburrimiento por lo que solo tienes que descolgar el teléfono. Si no es así porque eres nuevo en la ciudad o porque sencillamente no has tenido la suerte de contar con buenos amigos, te puedes inspirar aquí.

Entre fogones:

La cocina es un buen método para decir “basta” al aburrimiento. Lo es porque requiere una cierta dedicación y un mínimo de tiempo y exigencia. No es un plan que llame la atención, a veces porque pensamos que no está hecho para nosotros, por miedo, pereza… Pero la realidad es que es una actividad que engancha y es muy agradecida ya que el tiempo que le dedicas se ve recompensado en un delicioso manjar. No hay que venirse arriba y empezar por un sashimi de pez fugu con una emulsión de patata al óleo ya que las posibilidades de que no salga bien y nos vengamos abajo son altas. Prueba con unas fajitas de pollo o puedes añadir ingredientes a una pizza congelada, solo con eso sentirás que es una creación exclusivamente tuya. Una victoria asegurada contra la apatía.

Ponte a leer:

Un buen libro aplaca cualquier síntoma de sopor. No estamos hablando de esa novela que forma parte de la mesilla de noche y que lleva meses en stand by, coge algo que te motive, pregunta a tu entorno que te recomienden sus lecturas favoritas y habrá alguna que te seduzca y que devorarás con ansia.

lectura de libros para frenar la desgana

Haz ejercicio:

No hay excusa, se puede hacer ejercicio en cualquier lugar y en cualquier momento, el deporte segrega endorfinas, sustancia que nos ayuda a sentirnos más felices y activos, además de muchos beneficios para la salud, si mantienes una constancia, al cabo de unos días seguramente cuando te veas en el espejo vas a sentirte con un magnetismo y un poder de seducción impresionante, es un “win win”.

Da igual el estado en el que estés, tanto si no has practicado deporte nunca como si lo haces a diario, en cuanto llegue la inapetencia ponte a hacer tabata, sal a correr, ve al gimnasio, ponte a nadar… Si es algo que haces habitualmente, trata de llevarlo al siguiente nivel y ponte nuevos retos como por ejemplo correr una maratón. Créate una rutina de actividades que te motiven, aquí las posibilidades son enormes y los resultados de una eficacia abrumadora, el aburrimiento está muy ligado al sedentarismo así que cuanto menos nos acerquemos a ese estado, más lejos estaremos de caer.

Haz regalos:

Puede sonar absurdo, pero estamos ante otra práctica con un 100% de eficacia. Vale con un minuto de reflexión para averiguar quién se merece un regalo; siempre hay alguien que lo merezca y, si no lo encuentras, quizás deberías replantearte un cambio de amistades y de familia. Identifica al afortunado o afortunada y dedica tiempo a pensar qué es lo que le puede hacer ilusión, luego toca ir a comprarlo, y lo mejor, entregarlo y ver la cara que se le queda. Los regalos, cuando son inesperados, valen oro.

regalos contra el aburrimiento

Recomendaciones finales:

Existen una serie de actividades muy comunes que nos permiten desmarcarnos de la sensación de indiferencia. Os aseguramos que no hace falta nada más, siguiendo alguno de estos consejos no volveréis a repetir “me aburro” nunca más.

-Desenredar:

Tu casa está llena de enredos, en el sentido literal de la palabra. Apuesto a que tienes unos cascos por ahí que necesitan desenredarse, o igual las luces de navidad, es cierto que estamos en primavera pero así vas adelantando la tarea.

-Disfrázate:

No estamos en temporada de carnavales, pero para disfrazarse no hace falta ninguna excusa. Puedes organizar una fiesta temática o simplemente disfrazarte porque te da la gana e ir a la compra vestido de la diosa Afrodita. Si necesitas inspiración mira este vídeo recopilatorio de los mejores disfraces del año.

-Fotografía:

Sal a la calle y ponte a hacer fotos a todo lo que quieras ya que por muy insípido que parezca, cualquier rincón esconde una belleza única que solo descubrirás cuando vuelvas a revisar las fotos que hayas tomado.

-Ordena:

Aquí no hay escapatoria, sí o sí tienes algo que ordenar. No te engañes a ti mismo, estamos juntos en esto y no sirve de nada. Puede ser la cocina, el salón, tu cuarto, tu colección de tazos… Cualquier cosa.

-Viaja:

Planifica tu próximo viaje, da igual si se trata de un viaje inminente o uno dentro de 6 meses, da igual incluso que no tengas ningún viaje planeado porque esto puede servir para inspirarte. Lee sobre tu destino, investiga en internet, busca fotos, elige el sitio más bonito para hospedarte, averigua actividades que solo puedas hacer ahí… Preparar un viaje es la mejor forma de motivarte, aquí tienes una serie de ideas según cómo quieras enfocar el viaje.

Siguiendo estas instrucciones te aseguramos que tu día a día va a ser más entretenido y ameno, es cuestión de generar una costumbre para que la desgana deje de formar parte. Ya sabes que estando acompañado las posibilidades que le das al aburrimiento se ven reducidas, por lo que no dudes en aprovechar HIPLAN para encontrar tanto a la gente como a los planes adecuados. ¡Vive y disfruta!

 

HIPLAN
HIPLAN es una app para conocer gente. Podrás conectar con los demás, haciendo planes que os gusten a ambos.
¡¡Deja que la diversión te encuentre! Bienvenido a la experiencia HIPLAN
1 comentario
HIPLAN“Me aburro”. Varias ideas para terminar con esta frase

Artículos relacionados

1 comentario

Únete a la conversación
  • Los mejores planes con niños en Madrid | HIPLAN blog - 16 junio, 2017 Respuesta

    […] no desfallecer ante los 45 grados a medianoche… Para eso nos tienes a nosotros, en HIPLAN estamos en contra del aburrimiento por lo que no vamos a permitir que esa sensación florezca, así que te proponemos infalibles […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *